Sueños

Difuminado en la profundidad
el viejo bosque palpita
late el silencio en sus costuras
en un devaneo entre ocre y verde.

El eco de la memoria levita
en un universo de calima
donde las ilusiones vagan perdidas
en los rincones del acontecer.

La dicha es efímera, como el amor
la ausencia es como un puñal
que se hunde en el alma
e implosiona desde dentro.

Quisiera beber de tu manantial
alimentarme del fruto de tu sexo
para vivir una vida eterna
amparado en la melancolía.

La soledad duele en las entrañas
el corazón aparenta estar en ruinas
atrapado en un claro de luna
que enfoca sin clemencia su desnudez.

La brisa trae aromas de antaño
recuerdos de felicidad abandonada
al silencio de la noche en calma
por la que transitan mis fantasmas.

Quién pudiera ser ave de paso
para volar a paraísos perdidos
donde evocar el sabor de tus labios
en el brillo de tus ojos tristes.

La muerte se alimenta de sangre
la poesía precisa el rojo en el tintero
para dar vida a los sentimientos
que vomita la pluma en el papel.

Soy un guerrero con antifaz
intentando ocultar el rostro
para que nadie en este mundo
sienta pena por mi soledad.

Camino hacia las sombras
en un tiempo de catarsis
en el que la arena del reloj
poco a poco va llegando a su fin.

Me acerco al borde del acantilado
para despedirme por siempre de ti
y mi silueta gris se desvanece
sigilosa entre la bruma.

Rompamos las ataduras del pasado
para morir en el presente incierto
en el que las luciérnagas se apagan
cuando sienten la desesperación
de saber que no existe futuro.

12 Me gusta

Escribes desde un escalón difícil, rozando la perfección ;te desnudas verso a verso, aunque pretendes pasar desapercibido…con poemas como este lo dudo, es una maravilla, amigo.

Abrazo.

1 me gusta

Todo es efímero bajo este cielo, lo que si permanece son las heridad que se graban y nunca se sanan y se abren en momentos de soledad. Gran poema. Saludos navideños. :hugs:

1 me gusta

Empieza muy bien y acaba mejor

Gran poema, compañero del alma. Muy bueno. Saludos

1 me gusta

Es un gran halago lo que me dices, más viniendo de un poeta al que admiro tanto como a ti. Mi poesía está basada en la sencillez y en la observación de mundos interiores y mundos lejanos, la belleza y el encanto lo pone el lector con su mirada. No todo el mundo aprecia del mismo modo, una misma poesía. Me agrada mucho que seas capaz de verla así. Un abrazo, amigo.

Las heridas son tatuajes grabados a fuego que jamás desaparecen, duelen más con la llegada del invierno, cuando los fríos y los hielos las laceran. Un placer tenerte por aquí. Un saludo, poetisa.

1 me gusta

Un auténtico placer que te agrade, ojalá algún día llegue a escribir tan bien, como lo haces tú. Un saludo, compañero.

Cómo nos da en la memoria. Allá nosotros que nos inundamos en los recuerdos de quien nos importa, de quien en el amor fuimos la compañía perfecta. Queda el sabor amargo de no vivir como el corazón lo tenía pensado, queda la desilusión y la despedida anclado en la memoria.

Muy bueno el poema!!!

Saludos Pedro José

1 me gusta

Siempre, compañero… Siempre.
Muy hermoso poema :smiling_face_with_three_hearts::clap:

1 me gusta

Versos tan bellos como dolorosos, percibo como una aceptación resignada tras el pasar del tiempo, donde el olvido no existe y el recuerdo a veces se acelera intentando alcanzar su sueño, poeta!!!:clap::clap::hugs::hugs:

1 me gusta

Los sueños y la realidad a veces se tornan paisajes difusos, en los que en la bruma, uno no sabe cual es cual y nuestros sentidos acaban por acercarse a la locura, o por lo menos a la perdida de la noción de la realidad. Un saludo Martín, gracias por pasar.

Que tendrá la brisa, que siempre acaricia la memoria y nos hace recordar nuestros mejores tiempos. La brisa es traicionera, siempre nos aleja de la realidad. Gracias por venir. Un saludo Walla.

1 me gusta

El tiempo y el recuerdo se mueven como espectros que a veces se acercan y a veces se distancian, son como un déjà-vu en el que el poeta se pierde y la poesía se escribe sola. Un placer tenerte por aquí. Un saludo.

1 me gusta