Suena la lluvia

Suena la lluvia
que llega a los cristales
en madrugada.

También hay viento
que empuja las ventanas
y algunas puertas.

Es el invierno,
me digo mientras tiemblo
entre las sábanas.

Atrás quedó
un año como tantos:
“el veintidós”.

Otro da paso
y empieza a desplegarse
ante los ojos.

Trae promesas,
regalos y recuerdos.
No sé qué haremos.

Ciclos de vida,
segmentos y retales,
de la conciencia.

Vamos dejando
cenizas y rescoldos
de nuestros pasos.

No sé si es bueno
mirar atrás, en busca
de los recuerdos.

O no hacer caso,
seguir siempre adelante,
mal que nos pese.

De todas formas,
la vida es una sola
y no repite.

Quizás se deba
vivir intensamente
con quien tú quieras.

Rafael Sánchez Ortega ©
05/01/23

3 Me gusta

Preciosos tus reflexivos versos. Haciendo balance…me gustó ese final.
Deseo que tengas un buen año, Rafael! Un abrazo.:hugs:

1 me gusta

Gracias María Prieto.
Un abrazo.

1 me gusta