Soy fina pluma

He superado los cien kilos de amor
y el alma alegra no saberte un error

¡Soy fina pluma! - me lo repites,
sin gravedad.
Soplan tus besos, voy por los montes,
sin gravedad.

¡Soy fina pluma! - no es un error
los cien kilos robustos de amor

P.D.
Minutos luengos de ver: “The picnic”, pintura de Fernando Botero.

19 Me gusta

ay q belleza de poema

solo el primer verso es un poema por sí mismo, intenso, denso, grávido !!

He superado los cien kilos de amor . . .

2 Me gusta

Que bello y que original esos kilos de amor, todo un poema en si mismo poeta!!! Transmiten esa alegría r!!!

1 me gusta

Una pluma fina que escribe la alegría de su alma al saber que amar no ha sido un error.
¡Bello poema, Carlomagno!
Saludos cordiales

1 me gusta

Qué amabilidad en su comentario.
Muy agradecido.

1 me gusta

¡Muy agradecido! Su comentario también me anima. Saludos.

1 me gusta

¡Muy agradecido! Lindas palabras la suya.
Un gran saludo.

1 me gusta

Una belleza de poema. Felicidades!

1 me gusta

Me encantan estos versos flotantes en el amor de la pluma…Muy bueno,@carlogaru20!!

1 me gusta

Bonito y original.

1 me gusta

¡Muchísimas gracias! Muy alentador su comentario.
Saludos.

1 me gusta

Muy agradecido por su comentario.
Saludos.

1 me gusta

¡Muy agradecido!
Saludos

1 me gusta

¡Qué bueno!
Muy agradecido por su comentario.
Saludos.

1 me gusta

Muy bonito tu poema!! Muchos kilos de amor nos hacen falta, compañero.
Hermosa inspiración en Botero.
Un abrazo, Carlo!

2 Me gusta

Qué agrado saber que le gustó.
¡Un gran saludo!

1 me gusta

Precioso y original !!! Magnifico !

1 me gusta

¡Qué excelente su comentario!
Muy agradecido.
Un gran saludo.

1 me gusta

Tus versos son voluptuosos como las obras de Botero. Engalanas tus poemas con el pincel y las artes. Me imagino que pintas, mí primera gran pasión es la pintura, pero escribo porque quiero decir cosas que siempre llevo guardadas en la imaginación y el corazón. Abrazos afectuoso

1 me gusta

¡Qué lindo comentario! Ojalá algún día pueda pintar. Y sobre Botero, me identifiqué como personaje en una de sus obras porque llegué a pesar más de 95 kilos, para 1.66 m, superaba el IMC de 34, obesidad grado II. A pesar de ello, mi esposa nunca me hizo un desaire. Me hacía sentir una “fina pluma”.
¡Un gran saludo desde Perú!

1 me gusta