Sonríele a la vida

Si la miras bien
ella lleva allí
oculto
un bulbo tulipánico encebollado y priético
… apretujándose
como el afilado ápice de una pica francesa
encasquetada
entre lo apretado de sus musladas piernas de nácar marmólico.

Sí, ella lleva allí
oculto
su acento esdrújulo
en su rosáceo pimpollo íntimo
y tan segura va de sí
que sin pensárselo dos veces
se dice a sí misma:

«¡¡¡Coño!!! ¿¿Qué te pasa ahora??
¡¡Tú eres una tipa ‘toa’ echá pa’lante!!
¡¡Anda, ve… y sonríele a la vida!!».

Chane García.
@ChaneGarcia.

2 Me gusta