Sonríe, Clara

Sonríe, clara,
el agua cristalina
de los arroyos.

Bajan del monte
deshielos, de la nieve,
allí se forma.

Y tú la miras,
te fundes con sus gotas
y hasta navegas.

Vas por el río,
recorres los meandros,
bajas al mar.

En él te duermes,
tu cuerpo se relaja
y hasta sonríes.

Son dos sonrisas
que se unen y se juntan,
bajo los cielos.

Y sobre el mar,
de yodo y de salitre,
duerme otro agua.

El agua, clara,
de nieve, cristalina,
con tu sonrisa.

Y es que esa unión,
la luna la bendice,
igual que el sol.

Ríos y mares,
unid vuestras caricias
en paz y amor.

Rafael Sánchez Ortega ©
28/12/22

3 Me gusta