Soneto.- ufano sentirme no puedo

Condenado al acoso cotidiano
voy cuantiosos avisos recibiendo,
a saber que si el alma al diablo vendo
ya serán mis esfuerzos siempre en vano.

Por lo tanto sentirme nunca ufano
puedo, si de mis cábalas dependo
para sobrevivir, según entiendo
ahora, que quedándome estoy cano.

Porque volando rápido la vida
cumplidos los setenta igual se vuela,
toda vez que carente de interés

la propia desventura nos liquida,
cuando pensar en renacer no cuela
al no poder paliar tantos reveses.

3 Me gusta