Soneto.- tejado de vidrio

Quien tejado de vidrio en casa tiene
piedras no tire nunca a su vecino,
que sus ataques de fiereza frene
si es que pecar no quiere de cretino.

Quien sabe si perdiendo todo el tino
presa caiga de absurda hipocresía,
e importándole todo ya un comino
sus cabales a posta perdería.

Pues del galgo ni dios mal hablaría
por muy astuto cazador que fuera,
que en esta sociedad de fantasía
más sentido común ojalá hubiera.

Será que quien opina hoy alto y claro
le pueden acusar de bicho raro.

2 Me gusta