Soneto.- quizás los argumentos

Quizás los argumentos objetivos
que se razonan no lo sean tanto,
si a provocar no llegan nunca el llanto
quitándole importancia a los motivos.

Será porque mostrándonos esquivos
lo que fingía ser jocoso encanto,
ni tras ser bendecido por un santo
al cielo irían hoy todos los vivos.

Por eso en mis principios yo me agarro
que gustos hay de todos los colores
diríase en la viña del Señor,

aunque salir me cueste aún del barro
porque calando hondo los temores
prosigan supurando en mi interior.

3 Me gusta

:hugs: :hugs: :hugs: