Soneto para junio

Llega junio, el calor, no te desames,
este estío te enciende el corazón.
Junio invita y te impone la razón,
exigiendo que fuerte amor reclames.

Este mes, siempre media en tus aclames
como haría en un barco el polizón,
evitando un regaño sinrazón.
E impidiendo que tú de ella difames.

Puede ser que tú en junio la conozcas.
A esa joven hermosa que pasaba
caminando abatida frente a ti.

Que descubras tu amor y reconozcas,
que la vida en momentos abogaba
tu carisma, tu gracia; tu rubí.

3 Me gusta