SONETO.- NO INSPIRAN GRATITUD

No inspiran gratitud muchos fervores
que se suelen hacer interesados,
cuando tumbos se dan por todos lados
según se consideren los honores.

Y es que a veces por Dios, de mil amores
los favores resultan amañados,
por los doctores de la iglesia atados
de cualquier sinrazón con calzadores.

Mejor será no carecer de nada
sin que alambrada alguna nos lastime
cuando los malos tiempos nos sacudan,

pues sería una burda canallada
que el andar un obstáculo se estime
si de nuestros derechos nos desnudan.

3 Me gusta