Soneto.- no cabe mayor felicidad

Hoy no cabe mayor felicidad,
que dándole cobijo al desapego
servicial y cordial se muestre el ego,
con total y absoluta propiedad,

que el talante se nutre en soledad
a menudo a la sombra del sosiego,
si practicado como un noble juego
a descubrir ayuda la verdad.

Que reposo reclama ya la mente
si un criterio excelente se persigue
con las mejores dotes transmitir,

siendo con lo que piensa consecuente
aunque de vez en cuando igual le intrigue
adivinar su propio devenir.

1 me gusta