Soneto.- la virtud y sus secretos

La virtud no revela sus secretos
a no ser que se curre de por vida,
que aun siendo la faena consentida
bien se merece todos mis respetos.

Será como quitarle a los sonetos
la parte más amena de la vida,
por resultar alegre y atrevida
sin contemplar prejuicios obsoletos.

Porque la libertad nos enamora
el sistema se muestra intransigente
obligando se sigan sus criterios

sin sentir que la musa se acalora
cuando ve muy cercano su aliciente
al calor de sabrosos refrigerios.

2 Me gusta