Soneto.- la libertad no tiene precio

La libertad no tiene nunca precio
cuando sin pan el tiempo lento pasa,
a veces por hacer también el necio
aunque se sea el rey en propia casa.

Pues si a la fuerza sometidos somos
que nada bueno del poder se espere,
si es que considerados como cromos
sin esperanza cada cual se muere.

Fácil que de memoria la doctrina
no contiene al final valor alguno,
pues ninguna metáfora divina
convencer hoy convence ni al tribuno.

Por eso hoy día tanto malestar
multiplica bastante el renegar.

3 Me gusta

Épico soneto, también abundante de reflexiones.
Lo disfrute
Abrazos