Soneto.- el hombre es juez supremo de sí mismo

El hombre es juez supremo de sí mismo
cuando su cruel destino igual decide,
cuando sus propias circunstancias mide
y muy sobrado vaya de optimismo.

Que si del dicho al hecho hay un abismo
si alguna teoría no coincide,
de sus indagaciones que se olvide
si a relucir se saca el fanatismo.

Será que vanas son las intenciones
del tirano que nace con corona
mientras legisla leyes a capricho,

que si un gasto resultan las pensiones
en este desatino por persona
mal no le viene al poderoso el dicho.

3 Me gusta