Solo una migaja milagrosa te pido

Poema # 1
¡Jesús Hijo de Dios, solo una migaja milagrosa te pide esta madre atormentada! Autor: Omar Almonte. Mayo10, 2020 -Dia de las madres-
Madre: Jesús, Hijo de Dios, hacedor de milagros, hombre compasivo, apiádate de mi hija y libérala de ese espíritu infernal que la atormenta de día y de noche.
Jesús: un tanto indiferente, presta oído sordo al clamor angustioso de la madre desesperada.
Discípulos: molestos de tantos gritos de esa inoportuna mujer, piden al Maestro que la regañe y la despida con las manos vacías.
Mujer: amarrada de una fe inquebrantable
y movida por el dolor de una madre amorosa, con un corazón destrozado por el dolor de su hija que sufre; rechaza el silencio inusual del Maestro y el maltrato de sus discípulos,
e insiste que el Maestro le regale tan sólo una migaja milagrosa del pan de la mesa del Hijo de Dios.
Discípulos: silenciosos y sorprendidos por la insistencia desesperada de la urgencia de un milagro para su hija atormentada,
observan al Maestro con expectación pasmosa.
El Maestro de Galilea: frente a la inquebrantable e insistente fe de la mujer extranjera, su tierno corazón se ha quebrado. Aquella demostración de fe envuelta en el tierno manto del amor de madre, que solo pide una simple migaja milagrosa para su hija que yace enferma. Del maestro una respuesta compasiva se espera.
Desenlace feliz: Jesús, mira sorprendido aquella madre, que inclinada en la tierra con ansia amorosa, extiende sin vergüenza su mano temblorosa esperando la migaja milagrosa.
Jesús: con su corazón henchido de emoción pronuncia la sentencia divina esperada: ¡Mujer, grande y maravillosa es tu fe! recibe tú regalo de madre, merecido y anhelado: Hágase contigo como has pedido: ¡tu hija he sanado!

Poema # 2
En honor a las mujeres quechuas y aymaras de Bolivia Agosto 6, 2019
-1-
Para ti mujer de sufrimiento milenario,
De esperanza inconclusa,
De anhelo profundo,
De fuerza y de llanto,
De coraje y valor,
Para ti va mi canto.
(2)
Mujer de mirada tenue,
De caminar pausado,
De hablar melancólico,
De ilusiones truncas,
De sueños rotos, de promesas incumplidas,
De resistencia inquebrantable,
De apago a la vida,
Para ti va mi canto.
-3-
No te rindas mujer andina, mujer boliviana,
Frentes a los embates de la vida cruel,
Dominada por el macho,
Donde ellos de labios te alaban,
Pero con sus acciones
Te explotan, te humillan y te usan.
-4-
No, no te rindas mujer quechua y aymara,
Aun cuando veas lejos
El tiempo de tu emancipación.
No dejes de entonar tu canto de esperanza
Al compás de tú lírica que acompaña tú canto,
Que anuncia ya el tiempo de tu alegría,
El tiempo de tu liberación.
(5)
Porque bendita eres,
No tan sólo por el fruto de tu vientre,
Sino por tu capacidad,
De junto al varón forjar una nueva sociedad,
Donde el ser humano,
Se mida no por su género,
Sino por su propia dignidad.
Para ti va mi canto.
-6-
Levántate mujer valiente,
Une tu prosa, tu llanto y tu esperanza,
Al dolor y sufrimiento de tantas otras,
Juntas levantemos la empalizada,
De la indiferencia, del odio, del desprecio y del rencor,
Que os separa de ellos y algunas de vosotras,
Humanicemos al hombre y a la mujer,
-7-
Para que seamos lo que Dios ha querido desde siempre:
Mujeres y hombres iguales, creados a su propia imagen,
Con los mismos derechos y responsabilidades,
De construir juntos un nuevo espacio,
Marcado por la paz, el amor, la justicia,
¡La igualdad y la solidaridad para todos y todas!
Para ti mujer andina entono mi canto.

5 Me gusta

¡Bienvenido a Poémame! Espero te sientas en casa, me han gustado tus poemas llenos de luz y de fe :relaxed::heart::pray:

Sé muy bienvenido, compañero.