Sin ruta pero sin pausa

No hay peor enfermedad que el destino,
olvidar mientras se pasa la obra bufa del despecho,
acusar a sombras de siniestras…
callar…es un verbo huero
sin yemas de la verdad…

Pobre del poeta que solo elija un verso,
el amor sin compartir, la luz, fogón de su alma…
y descomponga cometas cuando ya no cantan ranas …
sin príncipes y princesas…

Pedro…de momento. Diciembre de 2023


Cosecha propia…Esta mañana

5 Me gusta

Muy bonito, amigo!! Ay, el destino! Qué nos depara?
Por cierto, Pedro. ¿Por qué ya no cantan las ranas?.. Hace tiempo que no oigo cantar a las ranas. Tal vez se han mudado o lo que es peor, han acabado con ellas. cada vez hay menos trinos en el bosque…
Se están cargando lo esencial… :sunny: :sunny:
Un abrazo

Me ha hecho gracias lo de las ranas…siguen cantando…tomo nota y cuando las oiga te las grabo. Normalmente lo hacen cuando viene la lluvia…

Y sí ,cada vez el bosque esta mas ausente…

Abrazo

1 me gusta

Bueno, un poco de humor siempre viene bien!!
Gracias, Pedro, por tu ofrecimiento. Las oiré con agrado :sunny: :sunny:
Un abrazo, amigo.

El destino nos espera con su caverna abierta de par en par, cual boca glotona y ansiosa de carne y de palabra. Buen poema, como siempre. Un saludo.

Gracias y buenos días.

Tengo que leer cosas tuyas atrasadas, creo…a ver si me pongo al día.

Saludos

No sé el destino, pero el despecho es cosa fea, mi Pedro. :clap:

1 me gusta

Claramente lo de la obra bufa…eso de ser posesivos…un atraso conceptual…

Gracias , Marta.

1 me gusta

Buen poema, Pedro. Saludos

1 me gusta

Gracias por tus comentarios.

Saludos