Signos de interrogación

Dos anzuelos…
garfios encontrados
dualidad invertida
en la oralidad va invisible
sólo se siente en la curva de la entonación
en cambio
en el lenguaje escrito
se precisa que se le vea su carne
la expresión viva
punteando y acurvando
los enganchados signos
dobles.-

Chane García.

6 Me gusta

Tercera lectura. Punzante y mordaz. Dos partes: Una apertura y otra de cierre.Quizás cómo la vida misma .wow

1 me gusta

Qué original!! Bravo.

1 me gusta

¡Sí, es cierto!.. los signos de puntuación en el habla oral no pueden verse; pero por la entonación, se intuyen… En cambio, en el lenguaje escrito, esa intuición que antes dabas por tácita, ahora tienes que ponerle carne… tienes que ‘acuerparlo’ de algún modo.

Siempre me ha gustado esa forma sinuosa de gancho gárfico como para colgar de ellos pesados trozos de carne… Los signos de interrogación me recuerdan al pirata archienemigo de “Peter Pan” —no recuerdo su nombre—. No es mi signo favorito, pero… tiene su punto de morbo. Todo lo que sea sinuoso y curvo es muy sensual.

Mi signo favorito es el punto y coma: la ambigüedad en forma de punto… una pausa de ‘entretiempo’.-

Ahora si qué a tus versos no le falta ningún punto.Enhorabuena.Buen poema lad.Saludos

1 me gusta