Siempre, siempre amanece

Se estropean los lunares de las sombras,
reviven con el canto de la alondra,
con la mañana, que viene vestida,
con los finos estampados de la vida.

5 Me gusta