Seísmo

Más de tres mil noches viviendo en mi mente,
Cuatro millones de momentos vividos
En una galaxia paralela, en un mundo de lelos,
Lejos de tu piel y tan lejos del olvido.

Pasan los días y pasan las horas,
Pero no pasan las ganas de mirarte a los ojos,
Tenerte delante y entrar por la ventana del tejado,
Sumergirnos en ese torbellino de emociones imparables.

Recuerdos de la playa, de aquella foto que hicimos a nuestras almas,
Esas sonrisas que se lanzaron nuestros ojos
Solo por ver feliz al corazón, solo por sentir cerca tu piel.

Tan solo a tres cientos kilómetros de distancia,
El corazón se marca un bonito compás para bailar un vals.
A tan solo tres centímetros de tu boca, cuando ya huelo la rosa,
El metrónomo se desborda y se produce el seísmo.

3 Me gusta