Se pudre la sombra

Naufragio de piel, desde abajo, desde el sur
pies y manos con jarabe,
con encajes;
ver nacer la caricia en un vegetal oceánico.
Ser esa persona del mundo para morir,
para respirar sus ojos, sus sexos, sus axilas,
ser aprisionado en el vientre de rosas
y expulsar la última gota de sangre
por la última gota de esperma.

Coserse.

Oírse.

Amarse.

Ser una mariposa de ojazos muertos y alas de latido,
ver en la estación a las pieles abandonadas,
estar en desacoplamiento del ser,
amar lento, gozar de la experiencia de ser el primero
y descarrilar el sitio de tu vida.

Azotar tus manos.
Ser la tierra de los “siempres” y dormitar
en la catarata del sudor donde se pudre la sombra.

A ti, siempre a ti, aunque ya no estés.
Azul Runa

2 Me gusta