Salir a beber albas

Intento no saciar mis sueños.
Los estados REM legislan solos
atormentan la garganta
de locos y soldados hueros
que salen a beber albas…
muriéndose en la batalla.

Rompía la espuma salada
y mis peces de ciudad,
huyeron a desbandada
sin elegir dia, lugar…

un caballo desbocado
con crines de caramelo,
fuego , alma , soledad,
y cascos de terciopelo…

muerto el ruido,
la luz se apodera
del silencio, buscando la primavera.

alborea y el partisano sigue
a sus bosques de colores,
gritos de madera y agua…
ama y come con las flores…
ha puesto nombre a una hora,
que no sabe recordar…
y vuelve a beber del alba…

Pedro…de momento. Enero de 2024

4 Me gusta

Qué buen final, Pedro. Tiene fuerza. Buen día

1 me gusta

Para salir a beber albas hay que quitarse alguna hora de sueño o acostarse temprano, pero sin duda merece la pena, es un mundo que cada día tiene matices distintos. Buen poema, amigo. Saludos.

1 me gusta

A veces tardo en responder…

Gracias…

Gracias, agradezco tus comentarios…

Saludos