Ruta 66

Borbotean las penumbras
Imágenes descoloridas
que nacen de sombras afligidas,
ladradas por humanos
paridos en mundos vetustos,
atorados a la distancia,
extenuados en el amor,
restregados en una fragancia
cansina y putrefacta que invita
al incesto y la zoofilia.

Andrajoso el sendero de la carne,
que se alimenta de ausencias
y regurgita el alma de poetas
asonantes, sin rima, ni metáforas,
amantes de una guerra secular,
esposados a las espadas frías,
que causan el dolor de querubines
de rostros difuminados en la bruma.

Los tugurios del puerto están llenos,
anidan en sus toneles los marineros
de los bajeles anclados en la bahía,
que enarbolan la bandera negra
de la calavera y dos huesos cruzados,
el capitán es un ente fantasmal
con una pata de palo y un parche negro
que le tapa la cuenca del ojo derecho,
una caverna vacía donde pastan los gusanos.

Luces de neón parpadean en un bar
que se manifiesta en la ruta 66,
camino del infierno a la locura,
las pandillas de moteros beben
mientras disputan, quién será el primero
en ultrajar a la adolescente raptada
en la gasolinera perdida en el desierto,
nadie quiere ser el último de los treinta,
mientras ella solloza su pena en un rincón,
las motos rugen hasta que abra sus piernas
y el dolor inunde su mundo atormentado.

Los políticos venden comunidades,
mancillan a su antojo el voto del pueblo,
reparten dádivas y quitan recursos,
el bien de unos a costa de todos,
la infamia de una dictadura social
y todo por el ansia del poder,
así es la vida en España,
un mundo atormentado
donde nada es lo que parece
y además todo es mentira.

La boca del infierno está abierta
muestra sus fauces podridas
sabe que el tiempo pasa deprisa
no le importa esperar a sus presas,
los que alguna vez fueron malvados
serán acogidos en sus entrañas,
el invierno es largo pero la noche fría
acogerá a sus amantes con ternura
para que sirvan de alimento a Belcebú.

8 Me gusta

Poema duro, sin concesiones.

:+1:
Me gusta. Buen día, compañero

Estimado Pedro José, Tu poema es todo una radiografía de tu mirada, capaz de atravesar los más ocultas paredes y muros de las realidades que se sienten, que se viven, pero no todos tienen la facultad de decir las cosas. ¡Al pan, pan, y al vino vino! Así se expresan tus versos en el poema.
Yo lo llamaría épico, por su mensaje
Abrazos

1 me gusta

Me alegra que te guste, la poesía es real dura y sin concesiones, como la vida misma. Saludos.

Muchas gracias por tu agradable comentario, creo que la poesía a parte de para plasmar la belleza y el dolor, debe ser un instrumento que haga ver también al lector, verdades que la sociedad intenta ocultar y que los periodistas callan. Un placer que te entretengas en mis letras. Un saludo.

1 me gusta

o me entretengo, las disfruto’Gracias a ti por ello
Abrazo

1 me gusta

Me agrada mucho que lo disfrutes. Un saludo.

1 me gusta

Dureza asfáltica, pasajes denostados al trajín humano que desembocan a lo depravado y que la mente (insana) hace su camino.

Saludos Pedro José

1 me gusta

Por desgracia es el mundo que habitamos, es una pena. Gracias por comentar. Un saludo