Ruido

Ayer volví al ruido
de siempre,
al único que comprendo
y está lleno de granito
y paneles de la colmena
de revelado,
ayer volví al ruido
que hace una cinta casera
grabada con los últimos
carretes quemados
que aún se mantienen en pie.
Ayer volví al ruido
del video-casete tras terminar
una película a medianoche,
cuando todo permanece en silencios
orquestados
y la lluvia es tan sutil
que tu propia casa
se convierte en un miedo más,
ayer volví al ruido
de los viejos tiempos
pero solo había calma
y finales.

Tu cara brilló
y reflejó la mía como un espejo,
la metáfora del plástico
que protege las láminas
y la piel que protege la genética
me aterra,
la mía se distorsionó
en colores de holograma
y no me reconocí en tus brazos;
me pareció verte en mis ojos
por un minuto
y me giré con la esperanza de mirarte
como un desconocido más.

Había mucho ruido
en el fuego
que imaginé en las cerillas
de aquella tarde,
en las fotografías que arden
y convierten todo en fatalidad,
en las canciones que hablan de rivalidad;
ahora la música es un grito de guerra
y hay tanto ruido
que no diferencio ninguna.

Hay mucho ruido
en las primeras mujeres
que serán hombres para ti,
en las pisadas
que retomaré a cámara invertida
para sentarme de espaldas
y ser la sombra
de la esquina que cruzas y nunca ves,
hay mucho ruido en las historias
que convertiré en anécdotas
tergiversadas para que tengas el control
de una falacia y el final solo sea mío
y de nadie más.

Habrá mucho ruido
de tijeras cortando lazos de hilo negro
que provocan ruido en mi circulación
y no me dejan dormir
ni latir con normalidad;
con razón mi corazón
necesita de cirugía para volver
a lo que una vez se convirtió
y ya no recuerda,
después de la asimetría
de los años perdidos
que intento transformar
en borrones y cuentas nuevas.
Habrá mucho ruido en el funeral
que no me hará llorar,
ruido de comienzos tras el después
de las muertes que acontecen
y serán tempranas,
ruido de despedidas caducadas
que no renovaré
y ruido de tanta crueldad
porque no me queda otra opción.

Habrá ruido de coches,
de calles y de gente
pasando bajo tu ventana,
habrá ruidos del pasado
que tienen el volumen roto
y ruidos de pasos en tu rellano.
Habrá ruidos de buzones
y de libros que llevarán tu nombre
de vez en cuando
porque no he nacido para otra cosa
que no sea escribir pensando en alguien,
ruido de botas y escaleras
donde esconderme para que mi vida siga
siendo un recuerdo que se desvanece
con la edad y algo de vino.

Me cambié las gafas
por el ruido de la realidad,
me corté el pelo por el ruido
de mi cabeza,
ruido en mi forma de caminar,
ruido que cambia mi forma de hablar,
ruido en la chaqueta de tres tallas más,
ruido en el aire y mascarillas
que me ocultan la expresión,
ruido en las miradas
cuando nos crucemos por la calle
y me gire sabiendo que no me has reconocido,
ruido por saber que eso sucedería
hoy y no más lejos de mañana.

Ruido de Sabina,
ruido de Fito,
ruido de este poema,
ruido de mí,
ruido de ti,
hubo mucho ruido,
hubo tanto ruido que perdió
el sentido.

Ruido,
ruido,
ruido.

Inspirado en “Ruido”, tributo de Fito & Fitipaldis y Coque Malla a Sabina.

4 Me gusta

Enorme y maravilloso poema, Ro!! Me ha encantado! :blue_heart::rose:
Saludos, compañera!

1 me gusta

Muchísimas gracias! :heart:

1 me gusta

Me gusta esa canción, y creo que el poema la supera! Es bravísimo. Enhorabuena! Abrazo!

1 me gusta

Muchísimas gracias! Significa un mundo para mí que opines eso, creo que Sabina es un poeta excepcional y la versión de Fito supera todo :heart:

1 me gusta

Muy bueno Ro!
Un saludo

1 me gusta

Muchas gracias!

1 me gusta

Esto es una chulada
Largo largo
Gigante

1 me gusta

Muchísimas gracias! :heart:

1 me gusta