Respuestas

Olvídate
de los fármacos,
de todos
los ansiolíticos,
de esa falsa sonrisa del diván
que tal vez no te haga bien.
Déjate seducir,
tómate una palabra
que acaricie tu alma,
dosifícate un verso.
llora con él
las heridas,
sánate en un poema,
busca uno de los buenos
que un poeta
te dé sus respuestas,
que te invite a vivir sin miedo.

3 Me gusta