Requiem por el pobre

Pobre del otoño gris y de las voces
del último aliento de las aves
pobre del fugaz sendero que compartimos
de todos los que olvidan su retrato
y no recuerdan las hierbas
más preciadas
En un rincón del tiempo todo nace
lo más pequeño erupciona y destruye
lo más tenue nos cerca
Pobre del temor que nos acosa
de esta mínima pesadilla de luz
de este laberinto tan próximo
Nadie ahogue su quejido
nadie esconda su flor
Pobre del verso que no crece
pobre de mí en medio de este mundo
con una página blanca
muriendo entre las manos.

4 Me gusta