Renacimiento

Nos volvemos taciturnos, abatidos
y se colman de aleluyas los cipreses.
¿Renacer, a un lado equivalente de la vida?
Es que parece, que me quedé varada
en algún precipicio, con el vientre lacerado
y regaron pétalos de crisantemos en mis ojos.
Retoñar y dejar de ambicionar cosas inútiles
y saludar la vida, como cría recién parida.
Se van terminando los festejos, los cortejos,
las ofrendas, las ofertas, los detalles.
El silencio me persuade y se hace a un lado,
porque carga la montura y mi equipaje.
Los demás, seguirán con su destino
depositando en la escarcela sus miradas indiscretas.
Y seguiré lejana, bañada con mi fuente
y con mi río, exaltando los caminos, divergida.
Así no más, sin ninguna despedida.

7 Me gusta

Cito estos versos, pero sinceramente, podían ser otros también.

Un poema interior con engranaje para la esperanza, visitando la realidad sin dejar el pasado atrasado. Hay que leerlo varias veces y metabolizarlo.

Como trabajo poético es magnifico.

Bello poema.

Saludos

1 me gusta

Un título que se va desarrollando durante todo el poema para llegar a ese magnífico final.
Me ha gustado mucho, Lucía.
Abrazo :hugs::rose:

1 me gusta

Precioso poema, Lucía! :clap: :clap: :clap: :heart: :kissing_heart:

1 me gusta

Todo un hermoso retoñar, esta es la época en que se renueva la vida…

Me encanta este bello final💙

Abrazo enorme, querida poeta! :rose::hugs:

1 me gusta

Versos tan bellos como reflexivos, cuesta renacer saludando esperanzada a la nueva vida y acumulando tantos recuerdos, poeta!!!:hugs::hugs::hugs:

1 me gusta

Agradecida con su lectura y bello comentario, poeta. Inmenso abrazo.

1 me gusta

Gracias por tu lectura y comentario, poeta.

1 me gusta