Renacimiento marginal

Flores impuras
las putas se ponen huecas
cuando el día golpea
su martillo más duro

Flores impuras
el pibe de las estampitas
se acurruca adentro de un zapato
y se duerme sin querer

San Cayetano se le escapa

Entre la gente se le pierde

Flores impuras
Crimen en la terminal
la mujer sola
se espanta con piel de gato
mientras algo como lluvia
corroe sus huesos
a la entrada del metro

Este es el despertar del gran sueño delincuente

La gente afila sus puntas
y toda creación es santa

En este cuento no hay lobo
ni salvación posible

Flores impuras
renacimiento marginal.

3 Me gusta

Una realidad que golpea.
Muy bueno👏🏼

1 me gusta

Muchas gracias por tu lectura y tu comentario @Galilea !

1 me gusta

Intensamente y cruelmente realista.Muy bueno.Un saludo compañero.

1 me gusta