Quisiera enmudecer al mundo

Quisiera enmudecer al mundo,
excepto tu voz.
Y que tu risa creciera en mí
mientras intento dormir mi cuerpo.
Quiero jugar contigo entre las nubes,
como los niños que somos a veces.
Rebotar con los pies descalzos,
con los dedos tocando el sol,
con los ojos llorando estrellas.
Y tumbarnos jadeando de amor,
hasta recuperar el aliento del cielo.

Y allí donde amanece eternamente,
donde las plantas no paran de crecer,
donde los ríos corren hacia arriba,
donde dormir es igual que nacer,
quisiera pegarte tanto a mí,
como para oír a las aves cantar.

3 Me gusta