Puedo sonreír

Sigue la luna casada
en polvo de estrellas diluida,
atreviéndose a rozar lo invisible…

Apenas sostiene el viento su existencia,
brotes descarnados
preguntan la demanda en ser ramas,
hojas sinceras.
Yo, o nada,
todavía…

La lluvia muestra ombligo,
equivoca el placer del agua,
no escucha, como si ofendiera la niebla…

vuelve diciembre a sostener los inviernos
a pedir versos con patentes inversas…
secretas, robados del universo.
El poeta reclama sus derechos,
ley del suicida voraz,
todavía…

Me gustaría poder mirarnos sin tiempos,
porque el tiempo es nada
y nada es eterno

Todavía puedo sonreír,
sueño vida.

3 Me gusta

No dejes nunca de hacerlo, Pedro… qué bello te escribes! :heart: :heart: :heart: :clap:

1 me gusta

Mientras que tengo pulso , lo intentaré…

Gracias…

1 me gusta