Profeta en su tierra

Quien a su tierra vaya de profeta
un caluroso aplauso se merece,
y que a todos los santos hoy les rece
si de veras el pueblo le respeta.

Otra cosa será que siendo un jeta
si de sanos escrúpulos carece,
igual hacerse el mártir le apetece
por más que se le acuse de veleta.

Que si víctimas somos de la envidia
al pobre que progresa despreciamos
sin que escrúpulo alguno se interponga,

pues hasta al propio hermano le fastidia
que si por mala suerte le ayudamos
sin que nadie le escuche igual rezonga.

3 Me gusta