Por unas migajas de gloria

Que venga la poesía
con su magia poderosa,
que no siendo cualquier cosa
tanto bien que nos haría.
Porque un milagro sería
que quien manda lo entendiera,
que su hoja de ruta fuera
justo en cualquier parlamento,
donde aconsejar intento
que más guerras nunca hubiera.

Así es como el panorama
se nos muestra de rastrero,
que por culpa del dinero
nada bondadoso trama.
Pues haciéndonos la cama
pasándose van los días
entre bromas e ironías
con muy malas intenciones,
que una panda de bribones
nos controlan con espías.

Que los hechos se repiten
que así somos los humanos,
una panda de profanos
cuando a fastidiar compiten.
Pues tememos que nos quiten
unas migajas de gloria
si de forma aleatoria
deciden nuestro destino,
sin importar un comino
convertir todo en escoria.

2 Me gusta