Por la ventana

Por la ventana
diviso la mañana
y el nuevo día.

Y veo, lejos,
el sol en las montañas
y hasta la mar.

Desde mi celda,
sin puertas ni barrotes
miro esta estampa.

Miro y remiro
las gotas y el rocío
que el día entrega.

Son como sueños.
Retazos de la vida
con sus latidos.

Corro tras ellos.
Me fundo en un abrazo
y soy feliz.

Pero despierto
en medio de la nada
y en soledad.

Grito al silencio
que carga con cadenas
mi voluntad.

Son invisibles
y exigen de paciencia
para vencerlas.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/04/20

7 Me gusta

Qué gran verdad. Es un placer leerle

1 me gusta

Cada estrofa es una belleza
¡Es un precioso poema, fácil de leer y sentir!
¡Aplausos!!!

1 me gusta

Ruache y aldanalisis, gracias por fijarse en estos versos.
Un saludo.

1 me gusta

La paciencia,la ciencia de la paz!Versos conmovedores,@foncho05! Saludos!

Preciosos versos. Saludos cordiales.

Hermoso, Rafael! Me gustan estas composiciones que haces de tres versos. Ya explicaste que no es poesía japonesa, pero son muy hermosas. Un abrazo, compañero.

Silvelar y Sinmi, gracias por vuestras palabras. Saludos

María Prieto, es así como dices, son simplemente versos sujetos a una medida nada más.
Un abrazo.