Pena

Esa cornisa de la vida
que ensombrece la alegría
y en el tiempo
demanda reposo
reclamando alegría.

Su sentencia sestea,
como la mamba verde
que dormita con la cabeza baja
colgada de un árbol,
así, esta permanece
en el árbol de la vida
agazapada
en el corazón hiriente,
haciendo
que un río de lágrimas
recorra los sentimientos
como un torrente
desbocado.

La pena del ayer
será olvido del mañana
pero en el presente
son tristeza del ahora
y en el futuro
el recuerdo del pesar.

Pippo Bunorrotri.

6 Me gusta