Pausa

Peces,
vuelan como gaviotas
abandonan el mar
deambulan en la ciudad
y las gaviotas
nadar como peces.
Pausa,
cambia el pensamiento
la magia de un sueño,
la realidad de un dolor.

El habitante
necesita una pausa
a veces después de la tormenta.
otras después de una brisa,
a veces antes de huir,
a veces antes de nacer.
quizás durante el amanecer,
quizás durante la fecundación
quizás durante el amor.

3 Me gusta

Buen poema, compañero.
Ese trastoque de la vida y los acontecimientos actuales que nos arrastran y confunden…necesita una pausa.
Saludos, Óscar!