Para exequias de un poeta

Quémenlo en una pira funeraria como guerrero
cuando se derrumbe como un cascajo.

Enciendan alrededor flamas de melodías
himnos de tonos largos
lancen pirotecnia, disparos,
llamaradas de poesía,
que la lluvia se hermane con el fuego,
ambos fueron sus aliados.

Arrojen a la hoguera su lanza de grafito
su escudo de papel
por si hay batallas que librar más allá.

Que su corazón libere el incienso del amor
que perfume el aire su postrimería
que su sangre crezca con las lenguas de fuego hasta alcanzar los cielos.

Que sus amigos hagan retumbar los tambores de la amistad y aventuras
que derramen lágrimas con la frente en alto,
fuertes, erguidas, orgullosas.

Que broten pájaros de fuego y en medio de todos,
alce el vuelo el simbólico,
majestuoso pájaro Fénix,
con sus alas de lumbre azul,
camino al cielo y al sol.

Para que siembre
renazca poesía
en cada molécula del aire que se respire.

6 Me gusta

Para recitarlo en una plaza, tú! Me encanta, qué fuerza tienen estas letras, Duque! :hugs: :heart:!

1 me gusta

Gracias estimada @Tali !

Buen día.

1 me gusta