Paciencia, querida

Tu risa existía antes de ser nosotras.
Tus miedos, también.

Tus ilusiones se desvanecen con el calendario.
Tu vida es una pendiente y la artrosis llama a tu puerta.

Yo, me visto de valiente y levante,
no dejo de soplar para despejar tus nubes.

Yo, actriz de comedia en medio de mil dramas,
lleno de candilejas nuestro escenario.

Paciencia, querida. Paciencia.
A este telón le queda mucha vida y alegrías.

6 Me gusta

Gracias @Magdalena. Un abrazo

1 me gusta

Hermoso poema. Saludos cordiales.

1 me gusta

Gracias. Beso grande.