Pa´l Monte: (Memoria de la ideosincransia ixhuataneca/Szampiyense)

¡Von´os chucho!.. jule pa´l monte, vo´nós xiku, vo´nós: anda´ite güeliendo, busque y busque el guineyo, busque entre hojarasca, busque, chucho guashquero,
ai´stá un racimo entero.

Vo´nós pa´l monte, a ancas llegamos a la alde´ia, vonós al chamacoy, ´ienemos la bote´ia, bebamos del chuchuy, ¡mirá! virada voló la espumuy…
¡´partesé!, ¡´partesé!, macho viejo.

El jibo y la cuma bien afilada, la honda entorchada con piedra en la badana, el lazo, la reata, el mecapal, todo acomoda´ito dentru´el morral, a galope hasta El Mezcal.

Pepenando terrón por terrón, por si me choteyo un viejo navajón, un pilixte gorreón, o un travieso salicolchón;
choteyo entre los palos: cantando y brincando, entre los caulotes pelones van retozando: verdes cus-cutes, rojos chejes, negros pijuyes, pintas chorchas y colorados pixcoyes.

¡Qué olores a montes, macuyales y chipilineras, chufleras y cushilgueras. Anacates, ayotes y galanes chilacayotes.
¡Qué lujo, mirá qué flor de izote!, ¡Escarbe!, ¡Escarbe! ah´yanda un Kuzo, huyendo puro pizote.

Que ruines son los disparos del caporal armado, solo juntamos unos chiriviscos roisos y nos vamos, huyamos, corramos, corramos chucho… ya me manié, apiemos en la piedrona bajo el chaperno, luj´e sombra qui´ay pora´i.

¡Cortemos!, ¡Cortemos! el leño; rama de matilisguate, de chicozapote, de copalchí, de sombrerito, de capulín. ¡Comamos!, ¡Comamos! bajo el huarumo seco, comamos, saquemos el bastimento: frijoles, hulapes, shiliques, chacalines y chiles, iguaste, muxque, jerewe caliente, pacayas y mutas, mah´chuliemos.

Llenemos el canasto de café, unos sacos de a quintal también, duro hay que sudar, arroba por arroba a tuto sin apiar, duro la tareya hay que sacar, mucho hay sudar, ¡corte!, ¡corte! la rama nu´ai
que´squebrajar.

Que grande coralillo hay en el watal, entre las tixas me vino a pasar,
¡No la vayas a pisar!, ¡No la vayas a trozar!, ¡No la vayas a asustar!, shhh… ¡Calláte! el costal lleno está,
von´ós a regresar.

Acarre´io to´pa la casa, del monte venimos, del monte y del watal, bien lleno el costal de balazos del caporal pu´ímos escapar.

Jordy S. Reyes.

En memoria de Jesús Chávez y de Delfino Blanco.

3 Me gusta

Una prosa hermosamente enriquecida con ese lenguaje de campo, ese bello lenguaje rural, una parte integral de la cultura guatemalteca.

1 me gusta

Crecí en un pueblo casi fronterizo a El Salvador y la forma de hablar mezclada con palabras locales provienentes del Xinka y el Nahua, hacen estos versos una acuarela de muchos colores.