Otoños

Hoy puedo ver la luna
de todos mis otoños;
puedo ver su reflejo
recorriéndome el alma
y un arlequín me canta
en un carnaval de besos.

Puedo ver ese ángel
por los bosques rondando
y el insomnio que huye
entre auroras y cantos.
Hoy puedo ver la luna
brillando en el ocaso
y el otoño en mis ojos,
muriéndose despacio.

2 Me gusta

Todo el poema me gustó, el final está precioso. Saludos