Otoño

Qué inconscientes somos,
que adoramos al otoño,
por sus gamas de marrones,
por los dorados y ocres.

Pero no vemos que esconde
las anarquías del daño.
Que en las uvas de septiembre
mató cruel al verano.

Amigo de los difuntos,
adorador de las tumbas,
hace que todo se pudra
con húmedos fríos burdos.

Nihilista de la vida
y enemigo de la gracia
de las mieses del verano
nos va llevando a la nada.

Hacia el hielo del invierno.
Hacia las nieves heladas.

otoño
Pixabay

11 Me gusta

El otoño es el ocaso en sus principios. El ocaso, cuando aún no es tal, tiene algo que engancha, que hace especial ese instante, que se sabe desbastador.

2 Me gusta

Ahh que versos más bellos y poéticos, comparto tu sentir, poeta!!! Saludos

1 me gusta

Bellos versos, de principio a fin, ¡precioso!
Abrazo, poeta.

1 me gusta

Muy amable tu comentario. Muchísimas gracias y un cordialísimo saludo Noracris

Un placer, compañero poeta! Useg :slightly_smiling_face:

1 me gusta

Cierto. Muchísimas gracias
Un cordial saludo

Muchísimas gracias muy amable
Saludos cordiales

Muy bello poema. Saludos.

1 me gusta

Muchísimas gracias
Un cordial saludo

1 me gusta