Oración

Oh, Señor, me persigue
el recuerdo del miedo,
la distancia dormida
que habita en los espejos.

Oh, Señor, la tristeza
y su osario siniestro
teje un dulce sudario,
desafío secreto.

Oh, Señor, está música
que sobrevive al tiempo.

3 Me gusta

Es una oración muy sentida y profunda. Encantada de leerte. Felicidades :clap: :clap: :clap:

1 me gusta

Mcha gracias por tus palabras. Un saludo.

1 me gusta