Oración mañanera personalizada

Conciencia que gravitas en el universo, que bajas por los ríos de fe a los siete mares, tú que eres combustible de todas las estrellas, tú que en el caos de las galaxias haces girar este planeta que es menos que un átomo dando lógica y leyes a todo, incluyendo a la vida que brota y cae, a los besos, a esta mano que escribe ahora.

Tú que habitas el vacío absoluto, pasa tus hebras de pensamientos y sentimientos por cabeza y pecho, téjeme, habítame, pincélame, cálzame a tu pie, hazme pez en tu océano, flúyeme, alinéame a ese discurrir universal, a las verdades trascendentales, álzame por encima del cuerpo y alma, humanízame, deshumanízame, sóplame el espíritu para que se alce como espora de flor buscando tierras fértiles, nútreme de luz este día, dame claridad para entenderte siguiendo el canto de un pájaro, déjame pistas en la lluvia, en la tierra mojada, en el fondo de ojos claros y sinceros. Riégame como al aire sobre las cosas, desrazonado si es menester, para entender mejor.

Guía mis palabras y pasos para traducir tus fundamentos. Dame un sentido. Motívame. Inclúyeme en tu resonancia y eco. Enséñame que la felicidad es tan solo una puerta. Cúrame el tiempo, el espacio, la carne. Dame una aspiración. Protégeme. Dame fuerza, risas. Tiéndeme la mano si flaqueo.

Tú, conciencia que me rodeas siempre, mírame a los ojos, aunque sea un instante, entra a mi sangre, láteme adentro, habla con mi boca, organiza los pensamientos adentro del cráneo. Límpiame. Déjame este día disfrutar el instante llamado vida, amplio como tú, pleno, abierto a todos los perfumes, a las voces y melodías de todas las criaturas, receptor de todas las luces y ecos, estremecido por todas las ráfagas.

Hoy, rímame, recítame en el verso omnipresente, hazme verbo, adjetivo. Hazme una grafía por lo menos en tu estrofa infinita. Inclúyeme en tu oración bendita.

Conciencia universal que lo habitas todo, tómame en cuenta hoy.

Que así sea.

7 Me gusta

… amén…
Así será poeta las bendiciones vendrán santificadas por su palabra.
—Aplausos.

2 Me gusta

¡Excelente! La oración. Me hizo recordar a San Agustín. A esa búsqueda suya de su “hombre interior”. De su constante observar.
Gratísimo leerle.

1 me gusta

Gracias colega!

Que la poesía nos redima y ayude a soportar y a disfrutar. Y que escuche nuestras plegarias.

Afectuoso saludo!

Muchas gracias!
Nuestro oráculo el mar, el cielo, los elementos.
Nuestras oraciones la poesía.
Gracias por dejar este comentario y tu visita @carlogaru20 .
Un abrazote.!
Buena tarde.

2 Me gusta

Magnífica prosa poética, clamando a la conciencia, la única capáz de revolucionarlo todo, para bien o para mal, en dependencia de la forma en que se hizo…
Felicitaciones.
Abrazo

2 Me gusta

Es una hermosa Poesía con clamor, es rebuscar en nuestro interior y conseguir cada palabra sentida, cada verso que se siente como una suplica, una oración para calmar el alma. Que bueno eres poeta. Mis respetos y admiración. Abrazos. Que así sea.

Simplemente genial

1 me gusta

Mechas gracias por tu visita y alentadores comentarios @Saltamontes !
Buenos días y un afectuoso abrazo.

1 me gusta

Muchas gracias @varimar, que bien complementas e interpretas ese sentir!
Es siempre un agrado recibir tu comentarios.
Buen día y para adelante, después de la consabida oración mañanera, que cada quien personaliza a su manera, con ese grito de fe y vida!

1 me gusta

Las gracias a ti, por tu obra.
Abrazo

1 me gusta