Noche

El mundo duerme,
pero la noche no descansa.

La crueldad
de las horas nocturnas,
se debaten sinuosas,
sobre los herrumbrados
cascabeles frenéticos,
de las bellas princesas
que caminan la cuadra.
Entre los callejones,
deshabitados de señoras,
poblados de maridos,
con billeteras gordas,
y vientres pronunciados.
El trágico momento
en que la luz se devuelve,
al errante infinito
que todo se lo traga,
y nada es lo que era.
Las bestias de la noche
se acuestan con fantasmas,
y enumeran fracazos
y conjuros silvestres.
Abandonados al hechizo
de las polleras cortas
y las medias de nylon.
Los cerdos animales
del asfalto más turbio,
bajan de sus rutinas
masturbando las sombras,
heladas,
del pasado anacrónico,
violento, destemplado,
de las almas en pena
que vagan por la esquina.
Alejadas del rumbo,
de las grandes señoras,
sepultadas en humo.
Carcomidos sus huesos,
en sudor lacrimógeno,
en risas fantasmales
y narcóticas,
que estremecen la noche,
y arrugan la esperanza.
En oscuros rincones,
sus caras enmohecidas
de tristeza y destierro,
susurran al oído,
el precio de sus cuerpos.
Princesas de alquiler de los señores.
Al dorso de la luz de la mentira,
las verdades
son piedras sin corona,
arrojadas al mundo
de las buenas costumbres.
Pequeños universos desteñidos,
de escarcha y de silencio.
En esta amnesia provocada,
en los turbios salones,
de la doble moral
que nos gobierna.
Me hundo en las penumbras
de esta noche sinuosa,
de alcohol y nicotina.
Para escribirle un verso
a las bellas princesas,
que vagan por la esquina.

5 Me gusta

:heart: :heart: :heart:

1 me gusta

Hola Tali.
Muchas gracias por pasar.
Abrazo!

1 me gusta

Me salí a vagar como en los tiempos del libertinaje y le encendí nuevamente el cigarrillo a mi princesa favorita.
Me ha gustado.

1 me gusta

Hola Ve54!
Muchas gracias por pasar.
Me alegra que te haya gustado.
Saludos.

Bárbaro, Marcos.
Qué bien describes la dura realidad de esas “princesas” y a esas bestias de la noche.
Un poema enorme :ok_hand:

1 me gusta