No sé cómo titularlo

El tiempo no puede conmigo
detrás de las persianas se ocultan mentiras,
la poesía es tan solo un calmante
soy un adicto de sus huellas.

Me gustaría escribir como Garcilaso
pero mi espada no tiene filo,
el silencio es la mejor compañía
cuando las luces se apagan.

Ya no hay otoños ni primaveras
solo picaduras de insectos,
su túnel permanece cerrado
a ver cuándo termina la tormenta.

Su Dios no le permite relajarse
no hay locura en sus ofrendas,
los mendigos leen a Cervantes
y ninguno quiere ser Sancho Panza.

9 Me gusta

Buen poema. Originales versos que transmiten cierta desperanza. Percibo que hay verdad en ellos. Me ha gustado!

1 me gusta

Bellos y certeros versos que se instalan entre la desesperanza y en la ensoñación donde nadie quiere ser Sancho Panza, cuánta razón, poeta!!!:clap::clap:

1 me gusta

Muchas gracias, hay desesperanza y verdad. La poesía no debe mentir. Un saludo.

Muchas gracias Minada, nadie quiere serlo. Saludos.

La poesía no debería mentir, pero sí, a veces se miente en ella, hasta los grandes lo hicieron. Y no lo digo por ti…:wink:

Buen poema…aunque no seas Garcilaso, amigo!:blush::blush:
Me gustó mucho lo que dijiste en él.

Abrazo enorme, Josele.

1 me gusta

Muchas gracias María. Me encanta el comentario, (como siempre), un abrazo fuerte.
Tú si que eres grande.

1 me gusta