No puede haber amor si no hay principio

Era ese tiempo en que el amor se acaba,
tal vez era otoño, quizás invierno;
cuando nació, por primavera tierno,
un tan triste final no se esperaba;

final que en su principio se asentaba
(se sabe que el amor nunca es eterno).
Un viento interno fuese o uno externo
el que a sus fuertes muros golpeaba,

tan alto muro no fue suficiente
fortaleza para algo tan ligero,
tan frágil del final hasta el principio.

Sin principio, nada hay que te atormente;
sin riesgo, queda amor en el alero:
amor no puede haber si no hay principio.

8 Me gusta

¡Es un precioso Soneto!
Me encanto la frase “se sabe que el amor nunca es eterno” y como la colocaste entre paréntesis, a modo de explicación para el lector. ¡Me encantó!

¡Excelente final! :sunflower:
:clap:t3: :clap:t3: :clap:t3: :clap:t3: :clap:t3:

1 me gusta

Muy bello Rafa… Precioso soneto.

1 me gusta

Muy hermoso @Rraffa.

1 me gusta

Muy agradecido por tu comentario. Disfruto y aprendo leyendo tus versos clásicos. Saludos.

1 me gusta

Muchas gracias, Carmen. Saludos

1 me gusta

Gracias por tu visita y comentario. Saludos.

1 me gusta

Precioso, me encantó. Abrazos cariñosos.

1 me gusta

Gracias, Sinmi. Abrazos

1 me gusta

Muy bueno, muy lindo;maravilloso.

1 me gusta

Precioso y profundo soneto, es cierto amigo, nos cuesta aceptarlo pero el amor casi nunca es eterno!!! Saludos!!!

2 Me gusta

Gracias por tu visita, poeta. Saludos

1 me gusta

Así es, pero merece la pena el riesgo. Saludos.

1 me gusta

Sí, merece la pena arriesgarse…siempre.
Un soneto muy hermoso, Rafa!
:rose::rose::sparkling_heart:

2 Me gusta

Así es, María. :rose::rose::rose:

1 me gusta