No me creyeron

No me creyeron,
que mis versos no eran míos.
Les dije que tú me los dictabas…
y no me creyeron.
Ví la sonrisa incrédula,
escuché las frases que lo negaban
Y al final, no me creyeron…
Que en el aposento me visitabas,
en el silencio de los días,
en las tardes más tranquilas,
Sí, tú venías y yo transcribía
Tu visita simplemente me obsequia poesía,
y con sólo el cierre de los ojos,
cascadas de versos irrumpían mi mente,
que mi lerda mano se esforzaba por transcribirlos…
pero no me creyeron
Y creyendo lo real,
me hablaron de la inspiración terrena,
de lo interno y muy humano;
sin saber que te quedabas, reposando muy adentro
De mi ser enamorado, cautivado con tus gracias.

No me creyeron…
Pedí entonces humildemente,
que elevaras los versos a las alturas celestiales;
para reconocer en ellos tu presencia,
que reposa en mi… serenamente.
No me creyeron, pero tú y yo lo sabemos.
Quisiste que estallara
la sencillez de mis pensamientos,
mi corto lenguaje, mi doméstica poesía,
en páginas decoloradas de un viejo cuaderno,
aquella madrugada de llamadas constantes.

Me diste la libertad de escribir.
Me hiciste tu escribiente.
Y reposada en la almohada,
o cerca del limonero,
observando situaciones,
o cumpliendo el quehacer cotidiano
Me llamabas a escondidas
Para regalarme tus versos…
Y no me creyeron,
pero la dicha que me causas,
tras ese regalo Divino,
me extasía de tu presencia.
Y aunque no lo creyeron,
estando contigo, y sin tener nada, lo tengo todo,
Para regalar al mundo tus frases celestiales.

5 Me gusta

Precioso poema, Maritza, tiene un aire místico que me ha fascinado. ¡Gracias por compartirlo!

1 me gusta

Qué bonito este poema!!!

“No me creyeron…
Pedí entonces humildemente,
que elevaras los versos a las alturas celestiales;
para reconocer en ellos tu presencia,
que reposa en mi… serenamente.
No me creyeron, pero tú y yo lo sabemos.
Quisiste que estallara
la sencillez de mis pensamientos,
mi corto lenguaje, mi doméstica poesía,
en páginas decoloradas de un viejo cuaderno,
aquella madrugada de llamadas constantes.”

1 me gusta

Muy bueno. Saludos cordiales.

1 me gusta

Gracias Osvid. Valoro tus comentarios. Cada poeta tiene diferente inspiración. Dios te bendiga.

Gracias Lucía por tu visita y comentario. Dios te bendiga.

Gracias por tu visita y lectura Sinmi, muy amable. Bendiciones

1 me gusta