Niño

Un niño se asoma
al caorzo
y ve a otro niño como él,
gracioso, frágil, rubio,
reflejado en el agua.

¡Ay, corriente de negro delirio,
que ahonda su paso triste
y mortecino!

¡Qué augurio adivina
tu paso mortal
en el gesto del niño.

(poema de Garabatos)

*Caorzo se denomina en Salamanca a la parte profunda de un regato (riachuelo)

4 Me gusta

El agua lleva augurios negros que los niños desconocen, pero el río los ve en sus aguas inmortales. Buen poema. saludos.

Gracias, compañero. Buen domingo

Gracias por leerlo. Saludos