Navegaciones

He venido hasta tus ojos
a contemplar la noche
a seguir la estela sobre el agua
mientras la luz parpadea
y nos obliga a estar más atentos.

Habitante sin hogar he venido
sin embarcación
naviero suspendido
entre el aroma del pescado
y la agonía de escondernos mar adentro.

Con hambre y sin manos para atrapar la espuma
adherido a los corales
convertido en enemigo por mirar en otra dirección
subido al mástil mayor
para soltarme y girar en torno a las gaviotas
que vuelan hacia otro cielo
y no es el nuestro.

He venido hasta tus ojos
a reafirmar la oscuridad,
allí donde la nada
se convierte en la única luz
capaz de darle vida a las palabras.

5 Me gusta