Nada me pertenece

Nada me pertenece
pero estoy en un pensamiento tuyo
del que formo parte
y en un latido más fuerte
que de cuando en cuando te envuelve

Nada me pertenece
pero hay sabores que me invocan de repente
risas
extrañas combinaciones de luz
que te sorprenden

Nada me pertenece
pero estoy en algunas de tus cosas
en las algaradas de tu boca
en el roce de tu pelo
en algún reflejo de tus ojos verdes

Enredado entre las ramas de los pinos
bajo los que duermes apacible
soy apenas un susurro
el silbido del viento en tus talones
un aroma que persiste más allá de lo previsto
la continuidad extraña que hilvana tu sueño
con la vida al despertarte

Nada me pertenece
pero vivo alegre en ti
y los recuerdos alimentan nuestro amor
por siempre

6 Me gusta