Nada importa

Se caen todas las horas que mis dedos entrelazaron
con la savia de las lágrimas que jamás derramé

y ahora que ya nada importa te escribo desde
el umbral de hace casi diez años estos versos

de alguien que quizá nunca fue otra cosa sino
el pálido reflejo de un olvido

2 Me gusta

Que melancólicos y sentidos versos, creo que el tiempo tan sólo nos calma el dolor, la desesperación pero el olvido del sentimiento absoluto, pienso que nunca, poeta!!! Saludos!!

1 me gusta

Gracias por tus palabras. Nunca se olvida. Es así. Saludos.