Música de cámara (Canto del suicida)

En los días tan lentos, desganados,
donde esquiva el espejo la silueta
de mi angustia, una música secreta
va sonando en mis mares desolados.

Y convierte el fracaso en desgajados
pentagramas del trance de un asceta,
que se funde en la histeria de la meta
alcanzada en silencios despejados.

Este olor a ceniza de una rosa,
que consuma la oculta mariposa,
y se adentra en el rastro de la espada.

Con un gesto, medido y sin memoria,
al encuentro imposible de mi historia,
con el paso, ya breve, hacia la nada.

11 Me gusta

Gracias por tu corrección. Un fallo de transcripción.Saludos.

1 me gusta

¡Amo los Sonetos!

¡Te quedó precioso, José Antonio!
¡Es conmovedor, es intenso!
¡Con esa sensación de inevitabilidad!

¡Maravilloso!

:clap:t2: :clap:t2: :clap:t2: :clap:t2:

1 me gusta

Una sublime belleza en este soneto que va dejando atrás un rastro de amargura…:heavy_heart_exclamation::heavy_heart_exclamation:

Tremendo el último terceto, amigo!!
Un abrazo, poeta.:heart_eyes:

1 me gusta

La complicidad del verso y música de cámara que te cubre de nostalgia queda patente en tu bello soneto, poeta!!!

1 me gusta

Gracias por tus elogiosas palabras. Un saludo. :grinning:

1 me gusta

Gracias por tu comentario. El terceto final es la respuesta a una disfunción vital. Otra música diferente. :ok_hand: :grinning:

1 me gusta

Gracias por tu comentario. Es la tristeza del que todo lo ha perdido. Un saludo. :grinning:

Una maravilla. :clap::clap:

1 me gusta

Muchas gracias. Me alegro que te guste. :grinning:

1 me gusta

Gracias me alegra mucho que te guste . Un saludo.